Canotier de copa baja, perfecto para bodas de mañana
Domens es tu tienda de sombreros, tocados y pamelas personalizadas.
domens, sombreros, tocados, pamelas, lazos, moda
434
post-template-default,single,single-post,postid-434,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
canotier copa baja

No lo dudes: canotier de copa baja, la mejor opción

Todavía estamos con los abrigos a cuestas, pero el otro día en la Cena Semanal con Amigas (esa que tanto ha costado implantar) salió el tema: ¿y qué nos vamos a poner en la Boda del Año? Porque siempre hay una Boda del Año en cada grupo de amigos, ¿verdad?. Y es que, a pesar del frío, ¡hay que ver lo que nos gusta una boda! Ya estamos pensando el vestido, zapatos y por supuesto, tocados, como un sombrero canotier de copa baja. Cómo se nota que somos hijas de nuestro tiempo: aceleradas y previsoras todo el tiempo.

La Boda del Año es por la mañana, así que tenemos clarísimo que nada de ir con la cabeza sin vestir. Pamelas y platos parecen los grandes triunfadores: ¿por la mañana y en mayo? ¡Sin dudarlo! Luego ya veremos si le ponemos un lazo, unas plumas o una flor cuando tengamos el vestido.

 

¿Qué tiene de especial el sombrero canotier de copa baja?

En pleno debate sobre qué ponernos en la cabeza surgió una pregunta: ¿y qué tal un canotier de copa baja? Sí, ese sombrero de paja trenzada tan gracioso y coqueto que queda fenomenal con un montón de looks. Sin duda, es una opción estupenda. El canotier de copa baja y los otros tipos de este sombrero, son vistosos pero comedidos y se pueden decorar con un montón de adornos. Además, tiene ese toque retro y vintage que queda genial con los looks de las bodas de mañana.

 

sombrero canotier

 

Canotier de copa baja: un pequeño sombrero con mucha historia

Es curioso, pero el canotier de copa baja tan de moda ahora, nació a finales del siglo XIX y era un sombrero característico de los gondoleros venecianos. Su uso se fue extendiendo y, a principios del siglo XX, era un elemento más de la vestimenta habitual tanto de hombres como posteriormente de las mujeres.

Quizá no sabréis que Coco Chanel (que comenzó haciendo sombreros) fue quien puso de moda el sombrero canotier. Ella fue capaz de encontrar en este sombrero la sencillez y elegancia que tanto le gustaban y caracterizaban su aspecto. Rompió con los sombreros aparatosos que solían verse en aquella época, que eran enormes y llenos de plumas y tules.

Gracias a la valentía de Coco Chanel, que dejó de lado las críticas que recibía por lucir prendas más típicas de look masculinos que femeninos, el canotier de copa baja y los otros tipos, como el de ala ancha, comenzaron a lucirse con orgullo.

 

tipos de canotier

 

Tipos de canotier

Por suerte, además del canotier de copa baja, tenemos otros tipos, lo que nos permite tener un abanico más amplio de posibilidades a la hora de escoger el que mejor quede con nuestro vestido y complementos de boda, bautizo, comunión, etc.

  • Sombrero canotier de copa media: la copa de este canotier suele tener unos 8 cms de alto, y es el clásico de siempre. Este tipo se suele colocar de forma recta o, tal vez, un poco ladeada.
  • Canotier de copa baja: la copa suele medir unos 4 cms y es muy coqueto. Se sujeta con una diadema o goma y se coloca de forma ladeado.
  • Ala ancha: el ala de este canotier se alarga y se convierte en un gran sombrero muy favorecedor.
  • Canotier chistera: con la copa muy alta, como las clásicas chisteras. Muy chic y atrevido, adornado con flores o plumas.
  • Canotier infantil: de tamaño pequeño, ideal para completar looks de arras.
  • Canotier de colores: de color negro, perfecto para un look muy sofisticado.

 

Todo un clásico hoy en día

Por lo tanto, el canotier de copa baja, fue capaz de encontrar su sitio en los armarios más sofisticados y modernos y, como decíamos, un siglo después de que Coco Chanel lo diera a conocer, lo tenemos de vuelta. Afortunadamente, porque es un sombrero que nos anima el look de forma sencilla y muy eficaz. Y, además, es ideal para las más exigentes en temas de comodidad. Se sujeta con una diadema (la copa es baja y no encaja en la cabeza) y nos deja disfrutar.

Como comentábamos en la cena: cuando vamos a una boda, te arreglas de forma especial y quieres verte lo más guapa posible. Pero, al mismo tiempo, sentirte tú misma e ir cómoda es igual de fundamental, porque al final, lo que importa es pasarlo bien, ¿verdad?

No hay Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados.